SENSING · TESTING · GAUGING

Sensores de masa de área

AMS300 / 600 / 1200 / 2400

AMS2400 para cintas transportadoras de latas

area mass sensor Contáctenos

Sensores singulares han revolucionado la gestión de las cintas transportadoras en las líneas de fabricación de latas

Estos sensores suministran una señal analógica proporcional a la densidad o al retroceso de las latas presentes en una determinada superficie de la cinta transportadora. La señal se utiliza seguidamente para modular la velocidad de funcionamiento de la máquina o de la cinta consecuentemente. El resultado es un control preciso, sin altibajos y autocorrector de la velocidad, y el abastecimiento bien regulado de las latas.
  • beneficios
  • Modulación del prensado de las copas
  • Condiciones estables de trabajo de las cintas transportadoras
  • Control de la presión en las cintas transportadoras de masa
area mass sensor for oily applications
AMS300/600 para entornos oleosos de producción de copas
area mass sensor for washdown apps
AMS1200 para aplicaciones de ‘lavado’

Modulación del prensado de las copas

El AMS controla la acumulación de copas en la prensa de copas o transportador de distribución. La salida analógica AMS se utiliza para regular el control de velocidad variable de prensa de copas, el ajuste de la tasa de golpes de la prensa sobre la base de la demanda de copas.

Condiciones estables de trabajo de las cintas transportadoras

Estabilidad del transportador es de vital importancia para las latas ligeras y las máquinas de alta velocidad. El AMS permite un control completo, la creación de condiciones óptimas de transporte y espacio de acumulación, así como la presión mínima de latas

Control de la presión en las cintas transportadoras de masa

conveyor pressure control with area mass sensorEllo se logra variando la velocidad de la cinta respecto al nivel de llenado. Una vez llena, la cinta transportadora funcionará al régimen de trabajo de la máquina sin crear una presión excesiva en las latas. La velocidad aumentará a medida que la cinta se va vaciando. Así pues, al salir de una condición de funcionamiento sin carga, la velocidad de trabajo de la cinta es máxima, lo que reduce los periodos de llenado y de transición, y añade esos valiosos segundos a su eficacia.